domingo, 24 de abril de 2016

Tus ojos

Tus ojos,
ayer mar de calma en que me mecía y buceaba,
hoy son ríos desbordados
que arrastran penas, reproches y suspiros.
Tus ojos,
ayer espejos de tu alma en que reflejabas noche y día,
hoy son muros de piedra
que ocultan dudas, miedo y distancia.
Tus ojos,
ayer luces de esperanza que guiaban mi camino,
hoy son sombra del pasado,
oscuro en el presente y nada en lo que queda.
Tus ojos,
ayer me miraban,
hoy ni me rechazan.

Duermo sin sueños

Ya no quedan ventanas encendidas.
No hay sonidos en la calle, salvo el canto de algún grillo que no se ha percatado de que el invierno no se fue y sus posibles parejas estarán postradas en sus lechos glaciares, frías e impertérritas, a la espera de tiempos mejores.
No queda nadie despierto, ni las lechuzas vuelan a estas horas de la noche.
Ya ni el tiempo pasa, aunque sus pasos resuenen en el silencio de esta casa dormida, y yo, vencido por un mar de sueños, dominado por una imposible realidad, sigo tumbado, sólo acostado y solo, sin saber qué hacer con las horas ya perdidas.
Ya la noche está roncando, hasta la luna ronca, y las estrellas, que no roncan porque soy demasiado bellas para hacerlo, se limitan a dar pequeños rebufitos, apenas audibles, entre destello y destello.
Mi sol y mi cielo duermen, soñando con mundos distintos, ajenos e, incluso, prohibidos, pero yo sigo sin poder pegar ojo, sin poder conciliar ni sueño ni descanso, sin poder abrazar a Morfeo y pedirle un último deseo.
Ya toda la vida se ha dormido y yo, sabiendo que nunca más volveré a despertar, muero por soñar otra vez junto a los míos.

sábado, 23 de abril de 2016

Lo que llevo

Llevo llorando todo el día,
solo a solas y en compañía,
sollozando como un idiota
escondido en las esquinas,
gimiendo a cada rato
y torciendo el rostro para ocultarlo.
Llevo llorando todo el día
con requiebro en la mirada,
respirando entrecortado
y un escorzo en la sonrisa.
Llevo triste todo el día
y ni una lágrima ha escapado.
Llevo triste todo el día
y ni a mi alma le he contado.
Lloro mi ausencia y tu pena,
lloro tu llanto y mi condena,
lloro por tenerte en mi recuerdo
y no haberte tenido en mi presencia.
Llevo llorando todo el día
y la noche ha llorado este poema.

domingo, 17 de abril de 2016

Apenas pido

Esta noche quiero una cosa,
no quiero suaves caricias o delicados besos,
sólo una cosa,
sin melancólicos anhelos,
ni atardeceres de perfumes y miradas,
tan solamente una cosa,
no necesito escalofríos
que discurran por mi espalda
ni rumores incendiados
que provoquen a mi alma,
solamente quiero una cosa,
sin que los susurros de tus dedos
alcancen el extasía de mis labios
y los guarde en el regazo.
Hoy solo quiero una cosa, nada más.

lunes, 11 de abril de 2016

Hagámoslo.

Esta noche
mis ojos permanecerán despiertos
y mis sueños seguirán dormidos.
Esta noche
mis manos, ayer cautas,
llegarán hasta tu alma entre gemidos.
Esta noche
mi deseo será el tuyo
y mi rumor andará las curvas de tu piel de seda.
Esta noche
rozaremos el cielo
con la voz de nuestros besos,
tomaremos el espacio
diminuto de este lecho
y lo haremos infinito,
inabarcable.
Esta noche
hablaremos con caricias
y reiremos con latido acompasado.
Esta noche
he de sentir tu yo más íntimo
y surcarlo como barco a la deriva,
remontar el curso de tus aguas
y volver de nuevo a tus orillas,
una y otra vez sin darnos prisa,
una y otra vez toda la vida,
una y otra vez,
dentro, fuera, abajo, arriba...
Esta noche
haremos que se mezcle con el día.

sábado, 9 de abril de 2016

Inspiración

¿Cómo negarme, desconocida,
a una invitación tan cautivadora?
Llenarte de letras, de palabras,
llenarte de versos y de prosas,
llenarte de mi misma tinta,
de la esencia que nos devora,
llenarte de mi alma y que respondas
con tus labios carnosos
que me provocan.
¿Cómo negarte, musa dormida,
apenas un instante de cordura?
Llenarme de ideas y de sueños,
llenarme de anhelos y recuerdos,
llenarme de tu misma risa,
del susurro que deslizas en mi almohada,
llenarme de tu piel y que recorran
las caricias de tus manos
por mis sombras.
¿Cómo negarnos, noche encendida,
amor, destino y fantasía?

martes, 5 de abril de 2016

Paleta de grises

Perdiéndome en gris,
en gris me pierdo,
entre brumas y tormentos,
acariciando algún matiz
con la punta del cabello,
quebrando las fronteras
de azul y verso,
naciendo lunas entre pinos
y soles entre almendros.
Perdiéndome en gris,
en gris me pierdo,
mientras sombras y colores
se dibujan en tus ojos
diluyendo bosques
retenidos en tus sueños
y transgrediendo bosquejos
hasta crear, de la nada,
realidades de mi tiempo.
Perdiéndome en gris,
en ti me pierdo.

(Poema inspirado en óleo de +Yolanda Pascual)

lunes, 4 de abril de 2016

Una noche cualquiera

Esta noche
quiero perder mi sombra
entre la luz de tus rincones,
quiero apagar las luces
y abrazar tu firmamento,
navegar la vía láctea,
besar tus estrellas
y alcanzar Venus
con la yema de mis dedos.
Esta noche
quiero que el sol no se despierte
entre las brumas del alba,
quiero tomar el mañana,
robar todo su tiempo
y retener nuestro presente
entre plumones y sedas,
mientras el rocío de la almohada
sacie la sed de los deseos.
Esta noche
quiero tenerte y que me tengas.